Google+ Followers

Pesquisar este blog

segunda-feira, 20 de julho de 2015

Por qué un criminólogo sí puede ser perito en un proceso penal

Posted: 17 Jul 2015 02:14 AM PDT
Fotografía de Torl Gavel http://kcy.me/25luz

EL INFORME CRIMINOLÓGICO COMO INFORME PERICIAL

La reciente aparición en España del título universitario de Criminología ha traído consigo la puesta en escena de unos nuevos profesionales, los criminólogos  cuyo cometido y funciones aún se están definiendo. Hasta su aparición los profesionales de otras ciencias suplían a este nuevo colectivo: juristas, trabajadores sociales o psicólogos todos ellos profesionales que realizaban y aún realizan muchas de las actividades propias de un criminólogo. Incluso hilando muy fino podríamos decir que muchos funcionarios penitenciarios, policías, jueces, fiscales o abogados han tratado y trabajado con asuntos y cuestiones que son propios del trabajo de un criminólogo.
El instrumento básico mediante el cual un criminólogo puede desarrollar adecuadamente el ejercicio de su profesión es el informe criminológico, ya que a través de él podrá exponer sus consideraciones tanto empíricas como teóricas relacionadas con un delito, con un determinado delincuente o con la víctima del mismo. Cuando dicho informe criminológico se elabora dentro del proceso penal pasa a tener la condición procesal de informe pericial (artículo 456 LECrim[1]), que a su vez es la base de la prueba[2] pericial que se llevará a cabo en el acto del juicio oral, la cual se realiza compareciendo el perito dictaminante ante el juez y respondiendo a las preguntas aclaratorias que le hagan las partes acusadoras y acusadas. De este modo se satisfacen los principios de contradicción, inmediación y oralidad.
El objeto de dicho informe ante un tribunal penal será ofrecer al Juez una serie de conocimientos alejados de los conceptos jurídicos y normativos que tiene el juzgador, los cuales serán muy útiles para valorar y estudiar hechos o circunstancias relevantes para ese caso como la responsabilidad penal del sujeto que ha sido imputado, el tipo de consecuencia jurídica ligada a sus actos, el modo de ejecución o la participación de la víctima en la realización del delito, o referirse a algún aspecto del modo como se cometió el delito. El peritaje criminológico[3] no es vinculante ya que, dentro de los principios que desarrollan la actividad probatoria, estamos ante el principio de libre valoración de prueba.
Sin embargo también puede realizarse un informe criminológico fuera del proceso penal cuando el acusado o la víctima piden a un experto (como es el criminólogo) que realice un informe sobre un aspecto muy concreto de la persona del acusado, de la víctima o bien del hecho delictivo consumado.
El informe criminológico no aparece recogido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) ni tampoco en ninguna otra disposición penal. Sin embargo aunque ha sido derogado, no podemos olvidar que el artículo 28 del Real Decreto 515/2005 de 6 de mayo contenía lo que podría denominarse un informe criminológico para determinados aspectos relacionados con la ejecución del delito o con la ejecución de determinadas penas. Dicho artículo 28 tenía por título informes requeridos por autoridades judiciales y por el Ministerio Fiscal. El contenido de dicho artículo se refería a un informe de claro contenido criminológico al expresar textualmente “un informe social sobre la situación del imputado”.
Lamentablemente y creo que es un gran error en pleno siglo XXI, en nuestro Código Penal actual no hay lugar para el criminólogo como auxiliar del Juez. Sí se reconoce expresamente que se han de solicitar por parte de los juzgadores informes o dictámenes para adoptar determinadas decisiones, como las referentes a las penas privativas de libertad. Dichos informes relativos a una predicción criminal favorable o relativos a una valoración positiva sobre la reinserción social del victimario, solo pueden ser emitidos por expertos en ciencias multidisciplinares como la Criminología que aporten al Juez conocimientos científicos de los que carece y que le permitan clarificar la decisión que debe tomar, para que esta sea lo más justa posible.
En el proceso penal, el auxilio técnico que un criminólogo puede prestar al Juez ofreciéndole una visión global del hecho delictivo, de los sujetos que han intervenido en el mismo (víctima y victimario) y del modo de reparar el daño causado por el ilícito penal, es una llamada al PERITO CRIMINOLOGO[4] como profesional que puede suministrar al juzgador conocimientos sobre ámbitos no jurídicos. Llegado el momento de determinar la pena es necesario que la sentencia esté lo suficientemente motivada y aquí es de vital importancia toda la información que el criminólogo pueda aportar al proceso, ya que no hemos de olvidar que aunque el juez tiene una base jurídica, normativa,  jurisprudencial y doctrinal de gran peso, tiene carencias en otros ámbitos. El criminólogo está ahí, para ayudar al Juez a que sus resoluciones judiciales (sobre todo en los casos de penas privativas de libertad) estén suficientemente motivadas y ajustadas a derecho valorando toda la información no jurídica que se pueda aportar por parte de los profesionales de otros ámbitos.
El informe pericial criminológico es un informe de carácter técnico, de modo que describe el estado de un hecho delictivo concreto desde una perspectiva científica. Es una herramienta que puede enriquecer enormemente la capacidad ponderativa del juez, puesto que con ella el criminólogo puede ofrecer al juzgador conocimientos científicos sobre determinados aspectos relacionados con el hecho delictivo, con el autor o autores del delito (su estado personal, familiar o ambiental en el momento de la comisión del delito) y con las víctimas (valoración del daño sufrido). Por lo tanto es un instrumento cuya finalidad es proporcionar al Juez los conocimientos empíricos sobre aspectos no normativos, facilitando así el auxilio al juzgador, actividad propia de la labor pericial.
El informe pericial criminológico puede ser de gran utilidad en diferentes momentos procesales: en la fase de instrucción o investigación, es decir antes del enjuiciamiento de la causa, en la fase de enjuiciamiento, durante la fase de ejecución de sentencia con la finalidad de determinar cómo ejecutar de la mejor manera posible una pena o una medida de seguridad y sobre todo posteriormente en el cumplimiento de la pena en el ámbito penitenciario. Por ejemplo, puede facilitar enormemente la labor del juzgador en el sentido de que este se forme un juicio fundado sobre los hechos que han sido objeto de denuncia. La información que un criminólogo pueda aportar sobre el modus operandi o sobre determinadas circunstancias que concurrieron en el momento de la consumación del hecho delictivo, pueden ayudar al Juez a tomar una decisión motivada. Un informe pericial criminológico tiene tanta validez respecto a su orientación en el proceso penal como un peritaje psiquiátrico, psicológico o social en el que el propósito no es limitar el ámbito judicial, ni tampoco introducir en el proceso factores de incertidumbre y aleatoriedad de los hechos delictivos, sino garantizar en todo momento el acierto y el rigor científico de las decisiones judiciales reforzando por tanto la autoridad y validez de las mismas, especialmente en aquellos aspectos que por su complejidad obligan a intervenir la opinión autorizada de técnicos.
Aunque evidentemente el Juez ha de emitir una sentencia ajustada a derecho, los criminólogos podemos colaborar a que esas sentencias, no sean simples sentencias jurídicas frías, normativas y “numerus clausus” sino que sea también sentencias humanas enfocadas a conocer al imputado desde un punto de vista social y conductual, no para justificar su conducta delictiva, sino para que se imponga la sanción correcta teniendo en cuenta los factores físicos y psíquicos que influyeron en ese sujeto en el momento de la comisión del  ilícito penal. Para ello ineludiblemente el Juez debe ser auxiliado por expertos en criminología, que analicen las circunstancias personales que han influido en iter críminis del delito.
Partiendo entonces de que sí podemos emitir un informe pericial como criminólogos la pregunta siguiente es ¿Para qué sirve el peritaje criminológico en el proceso penal? Su principal función será ayudar al Juez a tomar las siguientes decisiones:
Aplicar medidas cautelares en la fase de instrucción: prisión provisional o libertad provisional (artículo 502 LECrim) o protección cautelar a la víctima imponiéndole determinadas medidas de alejamiento (artículo 544 y 544 ter LECrim). Por ejemplo una orden de protección o alejamiento a la víctima atendiendo a la peligrosidad del sujeto o determinando cuándo hay riesgo de que el imputado cometa otro hecho delictivo.
En la fase de enjuiciamiento puede ayudar al Juez a decidir la extensión o duración de la pena, qué pena aplicar, si se han de aplicar medidas de seguridad, o si es más indicado aplicar la suspensión de la pena o aplicar una penal alternativa a la prisión indicando cual sería la más apropiada y que características tendría su aplicación.
Dentro de la fase de ejecución, el informe criminológico valorara la situación de riesgo para los tratamientos carcelarios del penado o la conveniencia o no de que reciba ciertas visitas o permisos temporales, atendiendo a su peligrosidad.
Valorar la decisión de libertad o prisión provisional, en la fase de excarcelación.
Valoración del hecho delictivo: a la hora de dictar sentencia puede ser de gran utilidad un informe criminológico en el que se determine una valoración sobre el modo de comisión del delito que se está juzgando o bien sobre las circunstancias concurrentes al tiempo de su ejecución.
Asesorar a Jurados.
Determinación de los daños y perjuicios: desde un punto de vista criminológico se pueden valorar los aspectos de interacción que ha habido entre el agresor y la víctima, así como los perjuicios sufridos por esta para determinar no solo la cuantía de la indemnización sino también de que otras maneras no dinerarias se puede resarcir a esa víctima para compensarla el daño sufrido.
Valorar la peligrosidad del individuo delincuente.
Valorar la reincidencia de actos delictivos. En un informe criminológico se puede indicar cuál es el riesgo de reincidencia que puede presentar ese individuo tras dictarse la sentencia condenatoria, valorando que tipo de delito es que el que puede cometer y que gravedad puede llegar a tener.
Valorar la capacidad criminal del sujeto y su evolución en el tiempo.
Tristemente a día de hoy en España un criminólogo NO puede vivir solo de peritajes. Se debe tener otro trabajo. ¿Por qué? Porque existe un gran desconocimiento dentro de la judicatura y entre los abogados sobre las virtudes de dicho informe y sobre las capacidades de dicho profesional, tanto en la instrucción, en el proceso penal o en momentos posteriores al Juicio, en el cumplimiento de la Sentencia.

CONCLUSIONES

En la actualidad el Juez juzga sobre hechos concretos y muy determinados, los cuales vienen tipificados como delitos (principio de legalidad) y tras probarse el hecho enjuiciado dicta sentencia condenatoria a quien afirma que es el autor de dicho ilícito, sin apenas detenerse en el análisis de la persona del delincuente. No se para a analizar cómo es esa persona, cuáles son sus circunstancias personales o familiares, cual es el ambiente o entorno social en el que vive, si había posibilidades de autocontrol por parte de ese delincuente y evitar así el delito o si por el contrario su conducta y sus actos son totalmente inevitables. El Juez tampoco tiene en consideración las características de las víctimas, el sufrimiento por el que han pasado ni cuál es la mejor manera de resarcir o compensar el daño que han sufrido. Las sentencias dictadas por los jueces deberían estar fundamentadas en un peritaje criminológico porque muchas veces los órganos judiciales actúan guiados únicamente por sus conocimientos jurídicos perdiendo el contacto con la realidad social de la delincuencia.
Los criminólogos podemos estudiar minuciosamente a los actores del proceso penal (víctima y delincuente) así como aportar todos los datos que son necesarios para conseguir un mejor resultado, siendo capaces de ofrecer las bases para lograr una justicia de mayor calidad, más motivada y mucho más satisfactoria para todos los involucrados en este proceso.
Los criminólogos podemos profundizar y aportar datos, porque estamos capacitados para ello, sobre la persona del delincuente y de su víctima lo que permitirá conocer de primera mano que es lo que debe hacerse, que medidas de política criminal deben tomarse para restaurar eficaz y eficientemente el orden social perturbado por las conductas delictivas imperantes en nuestra sociedad actual, que cada vez son más versátiles.
Creo firmemente que todos los criminólogos de España podemos colaborar para lograr una justicia mejor: que el delincuente reciba la represión que merece procurando su reeducación y su reinserción social (artículo 25 de la Constitución), que la víctima sea resarcida por el daño sufrido y sobre todo lograr que la sociedad sea consciente de que las decisiones judiciales adoptadas por los jueces no solo se basan en el enjuiciamiento del hecho delictivo tipificado como tal en nuestras leyes penales sino también en la voluntad del juzgador de lograr una mejor convivencia.

BIBLIOGRAFÍA:
STS 589/2004, 6 de mayo de 2004.
Climent Duran, C; Garrido Genoves, V; Guardiola García, J. El informe criminológico forense. 2012, Valencia. Tirant Lo Blanch
El informe criminológico en el ámbito procesal. Vicente Soto. Disponible en http://criminis.blogcindario.com.
Germán Mancebo, I. El informe criminológico: Su interés y alcance en el ámbito judicial. International e-Journal of Criminal Science. Artículo 2, Número 7 (2013). ISSN: 1988-7949.
Subijana Zunzunegui, I.J. Eguzkilore Número 11. San Sebastián. Diciembre 1997.
Vargas Quezada, I.M. La importancia de un dictamen pericial en materia de criminología para una correcta individualización judicial de la pena. Reforma Judicial: Revista Mexicana de JusticiaNº. 3, 2004.


[1] Artículo 456 LECr: “el Juez acordará el informe pericial cuando, para conocer o apreciar algún hecho o circunstancia importante en el sumario, fuesen necesarios o convenientes conocimientos científicos o artísticos”.
[2] La prueba es la actividad de las partes encaminada a convencer al Juez de la veracidad de unos hechos que se afirman existentes en la realidad, de modo que el informe pericial es un medio de prueba mediante el cual una persona con los suficientes conocimientos especializados o técnicos los aporta al proceso para que así el Juez pueda valorar la naturaleza de los hechos y los elementos objeto de dicha prueba.
[3] TS: “Nadie cuestiona el carácter técnico de la ciencia criminológica”… “su reivindicación como rama del saber con sustantividad propia en el plano conceptual y metodológico nada tiene que ver con la incorporación de un criminólogo a la tarea jurisdiccional de valoración probatoria”. En esta Sentencia (10009/2013) el TS admite los informes periciales criminológicos como posible medio probatorio, pero con los límites que da el artículo 456 de la LECrim. para los establecidos en los demás informes periciales, con independencia de su naturaleza.
[4] El perito es aquella persona, con conocimientos específicos en una determinada materia, que sin ser parte en el proceso judicial, elabora un informe sobre un determinado hecho, siendo su objeto el establecer la verdad o certeza que dirima el conflicto para el que fue requerido. Lo que se solicita de este profesional no es una opinión sino un análisis técnico, de modo que es necesario que cada una de las conclusiones expresadas en el informe esté fundamentada en datos objetivos derivados del propio estudio, de sus conocimientos y su propia experiencia profesional.

Nenhum comentário:

Justiça Restaurativa: Marco Teórico, Experiências Brasileiras, Propostas e Direitos Humanos

Sugestões: Livros e Revistas

  • AGUIAR, Geraldo Mario de. Sequestro Relâmpago. Curitiba: Protexto, 2008.
  • ANDRADE, Vera Regina Pereira de. Sistema Penal Máximo x Cidadania Mínima: códigos da violência na era da globalização. Porto Alegre: Livraria do Advogado, 2003.
  • ANDRADE. Pedro Ivo. Crimes Contra as Relações de Consumo - Art. 7º da Lei 8.137/90. Curitiba: Juruá, 2006.
  • ANITUA, Gabriel Ignácio. História dos Pensamentos Criminológicos. Rio de Janeiro: Revan/ICC, 2008. Coleção Pensamento Criminológico n. 15.
  • ARAÚJO, Fábio Roque e ALVES, Leonardo Barreto Moreira (coord.). O Projeto do Novo Código de Processo Penal. Salvador: Juspodivm, 2012. 662p.
  • AZEVEDO, Rodrigo Ghiringhelli de; CARVALHO, Salo de. A Crise do Processo Penal e as Novas Formas de Administração da Justiça Criminal. Porto Alegre: Notadez, 2006.
  • BAKER, Mark W. Jesus, o Maior Psicólogo que Já Existiu. São Paulo: Sextante, 2005.
  • BARATA, Alessandro. Criminologia Crítica e Crítica do Direito Penal: introdução à sociologia do direito penal. Trad. e pref. Juarez Cirino dos Santos. 3. ed. Rio de Janeiro: Revan/ICC, 2002. ( Pensamento criminológico; 1)
  • BARBATO Jr, Roberto. Direito Informal e Criminalidade: os códigos do cárcere e do tráfico. Campinas: Millennium, 2006.
  • BARKER, Gary T. Homens na linha de fogo - juventude, masculinidade e exclusão social. Rio de Janeiro: 7 Letras, 2008.
  • BATISTA, Vera Malagutti. Dificeis ganhos faceis. 2. ed. Rio de Janeiro: Revan/ICC, 2003. (Pensamento criminológico; 2)
  • BOURDIEU, Pierre. A dominação masculina. Trad. Maria Helena Kühner. 4. ed. Rio de Janeiro: Bertrand Brasil, 2005.
  • BRAUN, Suzana. A violência sexual infantil na família: do silêncio à revelação do segredo. Porto Alegre: AGE, 2002.
  • CARNEGIE, Dale. Como fazer amigos e influenciar pessoas. Trad. de Fernando Tude de Souza. Rev. por José Antonio Arantes de acordo com a edição americana de 1981 aumentada por Dorothy Carnegie. 51. ed. São Paulo: Companhia Editora Nacional, 2003.
  • CARVALHO, Salo de. A Política Criminal de Drogas no Brasil (Estudo Criminológico e Dogmático). 4. ed. ampl. e atual. e com comentários à Lei 11.343/06. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2007.
  • CARVALHO, Salo de. Anti Manual de Criminologia. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2008.
  • CARVALHO, Salo de. Crítica à Execução Penal - 2. ed. rev., ampl. e atual. de acordo com a Lei nº 10.792/2003. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2007.
  • CASTRO, Lola Aniyar de. Criminologia da Libertação. Trad. Sylvia Moretzsohn. Rio de Janeiro: Revan/ICC, 2005. (Pensamento criminológica; v. 10)
  • CERVINI, Raul. Os processos de descriminalização. 2. ed. rev. da tradução. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2002.
  • CHARAM, Isaac. O estupro e o assédio sexual: como não ser a próxima vítima. Rio de Janeiro: Record/Rosa dos Ventos, 1997.
  • COSTA, Yasmin Maria Rodrigues Madeira da. O Significado ideológico do sistema punitivo brasileiro. Rio de Janeiro: Revan, 2005.
  • D'AVILA, Fabio Roberto; SOUZA, Paulo Vinicius Sporleder de. Direito Penal Secundário: Estudos sobre Crimes Econômicos, Ambientais, Informática. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2006.
  • D'ELIA FILHO. Orlando Zaccone. Acionistas do Nada: quem são os traficantes de droga. Rio de Janeiro: Revan, 2007.
  • DA ROSA, Alexandre Morais. Guia Compacto de Processo Penal conforme a Teoria dos Jogos. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2013.
  • DA SILVA, Edimar Carmo; URANI, Marcelo Fernandez. Manual de Direito Processual Penal Acusatório. Curitiba: Juruá, 2013.
  • DE GIORGI, Alessandro. A miséria governada através do sistema penal. Rio de Janeiro: ICC/Revan, 2006. Coleção Criminológica n. 12.
  • DIMOULIS, Dimitri. Manual de Introdução ao Estudo do Direito. 2. ed. rev., atual. e ampl. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2007.
  • DIMOULIS, Dimitri. O caso dos denunciantes invejosos: introdução prática às relações entre direito, moral e justiça. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2003.
  • DOUGLAS, William. Como falar bem em público/ William Douglas, Ana Lúcia Spina, Rogério Sanches Cunha. São Paulo: Ediouro, 2008.
  • FERNANDES, Antonio Scarance. Processo Penal Constitucional. 7. ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2012.
  • FERNANDES, Antonio Scarance. Processo Penal Constitucional. 7. ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2012.
  • FERREIRA, Francisco Amado. Justiça Restaurativa: Natureza. Finalidades e Instrumentos. Coimbra: Coimbra, 2006.
  • FOUCAULT, Michel. Vigiar e Punir: história da violência nas prisões. 33. ed. Petrópolis, RJ: Vozes, 2007.
  • FRANCO, Alberto Silva. Crimes Hediondos. 6. ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2007.
  • FREIRE, Christiane Russomano. A violência do sistema penitenciário brasileiro contemporâneo: o caso RDD ( regime disciplinar diferenciado). São Paulo: IBCCRIM, 2005 (Monografias / IBCCRIM; 35)
  • GERBER, Daniel; DORNELLES, Marcelo Lemos. Juizados Especiais Criminais Lei n.º 9.099/95: comentários e críticas ao modelo consensual penal. Porto Alegre: Livraria do Advogado, 2006.
  • GIORGI, Alessandro De. A miséria governada através do sistema penal. Trad. Sérgio Lamarão. Rio de Janeiro: Revan/ICC, 2006 (Pensamento criminológico; v. 12)
  • GOFFMAN, Erving. Manicômios, prisões e conventos. Trad. Dante Moreira Leite. São Paulo: Perspectiva, 2007. (Debate; 91/ Dirigida por J. Guinsburg)
  • GOMES, Rodrigo Carneiro. Crime Organizado na visão da Convenção de Palermo. Belo Horizonte/MG: Del Rey, 2008.
  • GRISHAM ,John. O advogado. Trad. de Aulyde Soares Rodrigues. Rio de Janeiro: Rocco, 1998.
  • JAKOBS, Günther; MELIÁ, Manuel Cancio. Direito Penal do inimigo: noções e críticas. org. e trad. André Luís Callegari, Nereu José Giacomolli. 2. ed. Porto Alegre: Livraria do Advogado, 2007.
  • JUNIOR, Heitor Piedade et al. Vitimologia em debate II. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 1997.
  • JUNIOR, Heitor Piedade. Vitimologia: evolução no tempo e no espaço. Rio de Janeiro: Freitas Bastos, 1993.
  • KALIL, Gloria. Alô, Chics ! - Etiqueta Contemporânea. Rio de Janeiro: Ediouro, 2007.
  • KARAM. Maria Lúcia. Juizados Especiais Criminais: a concretização antecipada do poder de punir. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2004.
  • KHADY. Mutilada. Khady com a colaboração de Marie-Thérère Cuny. Trad. de Rejane Janowitzer. Rio de Janeiro: Rocco, 2006.
  • KONZEN, Afonso Armando. Justiça Restaurativa e Ato Infracional: Desvelando Sentidos no Itinerário da Alteridade. Porto Alegre: Livraria do Advogado, 2007.
  • KOSOVSKI, Ester (org.); JUNIOR, Heitor Piedade (org.).Vitimologia e direitos humanos.Rio de Janeiro:Reproart,2005
  • KOSOVSKI, Ester: PIEDADE JR, Heitor (org.). Temas de Vitimologia II. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2001.
  • KOSOVSKI, Ester; SÉGUIN, Elida (coord.). Temas de Vitimologia. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2000
  • LOPES JÚNIOR, Aury. Direito Processual Penal. 10. ed. São Paulo: Saraiva, 2013.
  • MARTIN, Luís Gracia. O Horizonte do Finalismo e o Direito Penal do Inimigo. Trad. Érika Mendes de Carvalho e Luiz Regis Prado. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2007.
  • MAZZILLI NETO, Ranieri. Os caminhos do Sistema Penal. Rio de Janeiro: Revan, 2007.
  • MAÍLLO. Alfonso Serrano. Introdução à Criminologia. Trad. Luiz Regis Prado. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2007.
  • MELOSSI, Dario; PAVARINI, Massimo. Cárcere e fábrica: as origens do sistema penitenciário (séculos XVI - XIX). Trad. Sérgio Lamarão. Rio de Janeiro: Revan/ICC, 2006. (Pensamento criminológico; v. 11).
  • MENDRONI, Marcelo Batlouni. Crime de lavagem de dinheiro. São Paulo: Atlas, 2006.
  • MENDRONI, Marcelo Batlouni. Crime Organizado - Aspectos Gerais e Mecanismos Legais. 2. ed. São Paulo: Atlas, 2007.
  • MEROLLI, Guilherme. Fundamentos Críticos de Direito Penal - Curso Ministrado na Cadeira de Direito Penal I da UFSC. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2010.
  • MESTIERI, Jõao. Manual de Direito Penal. 1. ed., 2. tiragem. Rio de Janeiro: Forense, 2002. v. I.
  • MOLINA, Antonio Garcia-Pablos de; GOMES, Luiz Flávio. Criminologia. Org. Rogério Sanches Cunha. 6. ed. ref., atual e ampl. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2008.
  • MULLER, Jean Marie. Não-violência na educação. Trad. de Tônia Van Acker. São Paulo: Palas Atenas, 2006.
  • NEPOMOCENO, Alessandro. Além da Lei - a face obscura da sentença penal. Rio de Janeiro: Revan, 2004.
  • NEVES, Eduardo Viana Portela. Criminologia para concursos públicos. Salvador: Juspodivm, 2013.
  • NUCCI, Guilherme de Souza. Código de Processo Penal Comentado. 7. ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2008.
  • NUCCI, Guilherme de Souza. Código Penal Comentado. 8. ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2008.
  • NUCCI, Guilherme de Souza. Leis Penais e Processuais Penais Comentadas. 3. ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2008.
  • NUCCI, Guilherme de Souza; NUCCI, Naila Cristina Ferreira. Prática Forense Penal. 3. ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2008.
  • OLIVEIRA, Ana Sofia Schmidt de. A Vítima e o Direito Penal: uma abordagem do movimento vitimológico e de seu impacto no direito penal. São Paulo: Revista dos Tribunais, 1999.
  • OLMO, Rosa. A América Latina e sua criminologia. Rio de Janeiro: ICC/Revan, 2004. Coleção Pensamento Criminológico n. 9.
  • PACELLI, Eugênio. Curso de Processo Penal. 16 ed. São Paulo: Atlas, 2012.
  • PASUKANIS, Eugeny Bronislanovich. A teoria geral do direito e o marxismo. trad., apres. e notas por Paulo Bessa. Rio de Janeiro: Renovar, 1989.
  • PEASE, Allan; PEASE, Barbara. Como conquistar as pessoas. Trad. de Márcia Oliveira. Rio de Janeiro: Sextante, 2006.
  • PEASE, Allan; PEASE, Barbara. Desvendando os segredos da linguagem corporal. Trad. Pedro Jorgensen Junior. Rio de Janeiro: Sextante, 2005.
  • POLITO, Reinaldo. Oratória para advogados e estudantes de Direito. São Paulo: Saraiva, 2008.
  • POLITO, Reinaldo. Oratória para advogados e estudantes de Direito. São Paulo: Saraiva, 2008.
  • POLITO, Reinaldo. Superdicas para falar bem: em conversas e apresentações. São Paulo: Saraiva, 2005.
  • PORTO, Roberto. Crime Organizado e Sistema Prisional. São Paulo: Atlas, 2007.
  • PRADO, Luiz Regis. Bem Jurídico-Penal e Constituição. 3. ed. rev., atual. e ampl. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2003.
  • PRADO, Luiz Regis. Comentários ao Código Penal. 4. ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2007.
  • Revista Visão Jurídica - Editora Escala (www.escala.com.br)
  • RODRIGUES, Anabela Miranda. A posição jurídica do recluso na execução da pena privativa de liberdade. São Paulo: IBCCRIM, 1999 (Monografias / IBCCRIM; 11)
  • ROSA, Alexandre Morais da. Garantismo Jurídico e Controle de Constitucionalidade Material. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2005.
  • ROSA, Alexandre Morais da. Introdução Crítica ao Ato Infracional - Princípios e Garantias Constitucionais. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2007.
  • ROSA, Alexandre Morais da. Para um Processo Penal Democrático: Crítica à Metástase do Sistema de Controle Social. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2008.
  • ROVINSKI, Sonia Liane Reichert. Dano Psíquico em Mulheres Vítima de Violência. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2004.
  • RUSCHE, Georg; KIRCHHEIMER, Otto. Punição e Estrutura Social. 2. ed. Trad. Gizlene Neder. Rio de Janeiro: Revan/ICC, 2004. (Pensamento criminológico; 3)
  • SABADELL, Ana Lucia; DIMOULIS, Dimitri; MINHOTO, Laurino Dias. Direito Social, Regulação Econômica e Crise do Estado. Rio de Janeiro: Revan, 2006.
  • SABADELL, Ana Lúcia. Manual de Sociologia Jurídica: Introdução a uma Leitura Externa do Direito. 4. ed. rev., atual. e ampl. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2008.
  • SABADELL, Ana Lúcia. Tormenta juris permissione: Tortura e Processo Penal na Península Ibérica (séculos XVI-XVIII). Rio de Janeiro: ICC/Revan, 2006. Coleção Pensamento Criminológico n. 13.
  • SALIBA, Marcelo Gonçalves. Justiça Restaurativa e Paradigma Punitivo. Curitiba: Juruá, 2009.
  • SANCTIS, Fausto Martin de. Combate à Lavagem de Dinheiro. Teoria e Prática. Campinas/SP: Millennium, 2008.
  • SANTANA, Selma Pereira de. Justiça Restaurativa: A Reparação como Conseqüência Jurídico-Penal Autônoma do Delito. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2010.
  • SANTOS, Juarez Cirino dos. A Criminologia Radical. 2. ed. Curitiba: Lumen Juris/ICPC, 2006.
  • SANTOS, Juarez Cirino dos. Direito Penal: parte geral. Curitiba: Lumen Juris/ICPC, 2006
  • SCURO NETO, Pedro. Sociologia Geral e Jurídica : introdução à lógica jurídica, instituições do Direito, evolução e controle social. 6. ed. São Paulo: Saraiva, 2009.
  • SEBOLD, Alice. Sorte. Trad. Fernanda Abreu. Rio de Janeiro: Ediouro, 2003.
  • SHECAIRA, Sérgio Salomão. Criminologia. 2. ed. rev. atual. e ampl. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2008.
  • SHECAIRA, Sérgio Salomão. Sistema de Garantias e o Direito Penal Juvenil. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2008.
  • SICA, Leonardo. Justiça Restaurativa e Mediação Penal - O Novo Modelo de Justiça Criminal e de Gestão do Crime. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2007.
  • SLAKMON, Catherine; MACHADO, Maíra Rocha; BOTTINI, Pierpaolo Cruz (Orgs.). Novas direções na governança da justiça e da segurança. Brasília-DF: Ministério da Justiça, 2006.
  • SLAKMON, Catherine; VITTO, Renato Campos Pinto De; PINTO, Renato Sócrates Gomes (org.). Justiça Restaurativa: Coletânea de artigos. Brasília: Ministério da Justiça e PNUD, 2005.
  • SOARES, Orlando. Sexologia Forense. Rio de Janeiro: Freitas Bastas, 1990.
  • SOUZA, José Guilherme de. Vitimologia e violência nos crimes sexuais: uma abordagem interdisciplinar. Porto Alegre: Safe, 1998
  • SOUZA, Paulo Sérgio Xavier de. Individualização da Pena no Estado Democrático de Direito. Porto Alegre: Sergio Antonio Fabris, 2006.
  • SPOSATO, Karyna Batista. O Direito Penal Juvenil. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2006.
  • SQUARISI, Dad; SALVADOR, Arlete. Escrever Melhor — Guia para passar os textos a limpo. São Paulo: Contexto, 2008.
  • SUMARIVA, Paulo. Criminologia - Teoria e Prática. Niterói: Impetus, 2013.
  • SÁ, Alvino Augusto de. Criminologia Clínica e Psicologia Criminal. prefácio Carlos Vico Manãs. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2007.
  • TASSE, Adel El. Criminologia. São Paulo: Saraiva, 2013. Col. Saberes do Direito, v. 58.
  • TELES, Maria Amelia de Almeida. O que são Direitos Humanos das Mulheres. São Paulo: Brasiliense, 2006.
  • TELES, Maria Amélia de Almeida; MELO, Mônica de. O que é violência contra a mulher. São Paulo: Brasiliense, 2003. (Coleção primeiros passos; 314)
  • TOURINHO, José Lafaieti Barbosa. Crime de Quadrilha ou Bando de Associações Criminosas. 2. ed., rev. e atual. Curitiba: Juruá, 2008.
  • VASCONCELOS, Carlos Eduardo de. Mediação de conflitos e práticas restaurativas. São Paulo: Método, 2008.
  • VERARDO, Maria Tereza. Sexualidade violentada: as marcas de uma tentativa de destruição. São Paulo: O Nome da Rosa, 2000.
  • VEZZULLA, Juan Carlos. A Mediação de Conflitos com Adolescentes Autores de Ato Infracional. Florianópolis: Habitus, 2006.
  • VIANNA, Túlio Lima. Transparência pública, opacidade privada: o direito como instrumento de limitação do poder na sociedade de controle. Rio de Janeiro: Revan, 2007.
  • VIGARELLO, Georges. História do Estupro: violência sexual nos séculos XVI-XX. Trad. Lucy Magalhães. Rio de Janeiro: Jorge Zahar, 1998.
  • VILHENA, Leonardo da Silva. A Preclusão para o Juiz no Processo Penal. Curitiba: Juruá, 2007.
  • WACQUANT, Loic. As duas faces do gueto. Trad. Paulo C. Castanheira. São Paulo: Boitempo, 2008.
  • WACQUANT, Loic. As Prisões da Miséria. São Paulo: Jorge Zahar, 2001.
  • WACQUANT, Loic. Punir os Pobres: a nova gestão de miséria nos Estados Unidos. Trad. Eliana Aguiar. Rio de Janeiro: F. Bastos, 2001; Revan, 2003. (Pensamento criminológico; 6)
  • WUNDERLICH, Alexandre; CARVALHO, Salo (org.). Novos Diálogos sobre os Juizados Especiais Criminais. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2005.
  • WUNDERLICH, Alexandre; CARVALHO, Salo de. Dialogos sobre a Justiça Dialogal: Teses e Antiteses do Processo de Informalização. Rio de Janeiro: Lumen Juris, 2002.
  • YOUNG, Jack. A sociedade excludente: exclusão social, criminalidade e diferença na modernidade recente. Trad. Renato Aguiar. Rio de Janeiro: Revan/ICC, 2002. (Pensamento criminológica; 7)
  • ZAFFARONI, Eugenio Raul. Inimigo no Direito Penal. Rio de Janeiro: Revan, 2007. Coleção Pensamento Criminológico n. 14.
  • ZAFFARONI, Eugenio Raul. Manual de Direito Penal Brasileiro: Parte Especial. 2. Ed. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2007. Vol. 2.
  • ZAFFARONI, Eugenio Raul; PIERANGELI, José Henrique. Manual de Direito Penal Brasileiro: Parte geral. 7. ed. rev. e atual. São Paulo: Revista dos Tribunais, 2007. Vol. 1.
  • ZEHR, Howard. Trocando as lentes: um novo foco sobre o crime e a justiça. Tradução de Tônia Van Acker. São Paulo: Palas Athena, 2008.